Selfcoaching

Está muy bien que le quieras hacer coaching a otro, pero el selfcoaching, la forma de comunicarte, de motivarte, de decidir, de ser feliz, son la clave, y el apoyo fundamental para que tú seas también un buen coach.

¿Cómo te hablas a ti mismo?

¿Cuáles son tus objetivos?

¿En base a qué criterios o valores o creencias haces lo que haces?

¿Cuáles son las creencias que guían tus acciones y tus reacciones?

¿De qué depende todo ello?

Es aquí donde, amigo/a mío/o, añadimos una ciencia o una tecnología de psicología de alto rendimiento ¿Por qué? Porque cubre con la satisfacción y el entendimiento de todas estas variables que componen la conquista propia.

El coaching está basado en la toma de conciencia y la responsabilidad sobre la consecución de los objetivos propios o ajenos. Es un entrenamiento en conciencia y en acción. Pero necesitamos una tecnología de psicología para poder navegar sobre seguro y hacia buen puerto.

Yo soy Trainer Didacta de P.N.L., terapeuta sistémico y diplomado en relación de ayuda (psicología) por la Universidad, y después coach. La relación de ayuda como cualquier otra profesión es una cuestión de apoyos, cuanto más formado estés mejor. No quiero decir que no puedas ser coach sin haber hecho nada relacionado, antes. Yo quise ser psicólogo y luego elegí el coaching porque consideré que es psicología de la que funciona rápido y bien, y ayuda a las personas realmente. Siendo un modelo de desarrollo optimista y proactivo, basado en el aprendizaje. Como dice Will Smith: “El peligro es real, el miedo no”. Todo, en el pensamiento depende de la interpretación que le damos según nuestra programación. Ser inteligente tiene que ver con jugar bien con unas malas cartas. Es posible conseguir lo que quieres si sabes cómo, y pagas el precio.

Vayamos con la primera pregunta.

Una vez que tenemos definido el objetivo, por ejemplo, sacarme una carrera en la universidad o en el politécnico ¿Cómo te hablas a ti mismo de manera constante a lo largo del día y de la noche?. ¿qué te dices antes de ir a dormir? ¿al levantarte? ¿o cuando le dices a tus amigos que no puedes salir de marcha porque tienes exámenes? ¿y si te suspenden de quién es la culpa: cómo te hablas en esos casos? Según la P.N.L. todo lo que hacemos depende de las interpretaciones que hacemos sobre la situación, el entorno, las personas involucradas, y todo ello en relación con nuestros objetivos y capacidades y motivación en un momento dado. Pero ello se apoya, a su vez, en la forma de procesar el Lenguaje verbal y no verbal.

En cuanto al lenguaje verbal, no es lo mismo decir: “Bufff, que pereza” (lo cual inmediatamente va a crear un estado emocional de pereza), que decir: “¡Vamos!”. Esto es lo primero que tenemos que tener en cuenta en nuestro proceso de Self Coaching, con nosotros mismos, valga la redundancia. ¿Qué palabras y que frases nos decimos de manera consistente, en nuestra vida y cómo nos hablamos ante ciertas situaciones?. Lo segundo, es ¿cómo encuadramos las situaciones?. No es lo mismo decir, “que va, yo no valgo para estudiar”, que decir, “me cuesta un poco retener ciertas informaciones pero tengo una estrategia y una disciplina”. A tu mente inconsciente le da igual lo que digas y lo que pienses, y lo más importante, las experiencias que pongas en tu vida; para ella, no existe la negación y las dará todas por buenas. Por una cuestión de extensión vayamos a la segunda pregunta.

¿Cuáles son tus objetivos?

De este apartado no voy a hablaros mucho porque lo tenéis en varios formatos en todos mis manuales, Modelo Grow – Smart, BFO (en el Practitioner de P.N.L.), M.A.O (en mi libro del Máster), o podréis encontrarlo en Google con una simple búsqueda. Sólo decir, que los objetivos son algo intrínseco en el sistema nervioso del ser humano, hasta el punto que definirlos nos hace felices y acercarnos a su consecución también. Como decía un profesor mío y amigo de psicología, “Es la mejor opción que conozco”. Por eso el coaching siempre funciona porque está enmarcado en la consecución de objetivos. Somos seres humanos y estamos hechos de esta pasta. Incluso el inconsciente, para todo lo que hace siempre tiene un propósito.

¿En base a qué criterios o valores o creencias haces lo que haces?

¿Por qué haces lo que haces y para qué haces lo que haces?

Esto es importante, “estudio porque quiero ser una persona de provecho”, “porque quiero tener un buen trabajo” o “ser jefe” o “trabajar sentado”, o “impresionar a mi chica/o” o “trabajar en un contexto en el que puede encontrar a la mujer o al hombre de mi vida” “atraer el amor” “mantener a mis hijos”, etc.

Estos motivos son la clave.

Pero hay otro tipo de creencias, por ejemplo, cuando te dan una patada o te echan del trabajo, o te deja la novia/o, o se muere un ser querido, o hay una crisis financiera y te quedas sin tu empresa o sin tu trabajo o sin tu casa.

Aquí hemos de volver a estar atentos, qué nos decimos, cómo nos lo decimos, qué decidimos y en función de qué criterios, cuáles son nuestros hábitos, los buenos y los malos, nuestros enemigos (alcohol, falta de disciplina, tabaco, malas relaciones) y nuestros protectores (deportes, familia, buenos amigos, interés por el aprendizaje, etc).

Una mala creencia podría ser; no sirvo, no puedo, hay algo malo dentro de mí. Una buena creencia sería todo lo contrario. Es decir tachar la negativa y sobre poner la positiva, a todo color y con todo el cariño necesario. La P.N.L. fundamenta su trabajo de campo en el cambio de creencias, ya que éstas dirigen todo lo demás. Por eso todo el diálogo interior, al que estamos prestando atención, depende de estas creencias, y su mejora, de la mejora de éstas.

Y muy importante:

Interpretar el fracaso como aprendizaje. Sólo hay una forma de fracasar y es abandonando. Porque si no lo hago aprendo.

Muchas gracias

Esteban Cuéllar Hansen, 25 de Agosto 2015

Coaching corporativo banner 3 def JPEG

Acerca de estebancuellarhansen

DIrector del Instituto Excel, PNLCentro y Terapias Integradoras: Profesor de la Formación Completa de P.N.L y Terapeuta - Coach. Escritor. Trainer didacta de PNL - Sus cursos son avalados por A.E.P.N.L. TuCoach con PNL: www.institutoexcelcoaching.com
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s